jueves, 7 de abril de 2011

Callejón sin salida


Ramón es un joven de dieciséis años que no valora del todo su vida. Su padre trabaja en una pequeña tienda del pueblo donde vende papel, latas de conserva, verduras, frutas. Según su padre, cuando su hijo sea mayor de edad él se hará cargo de la tienda. Su madre, Julia, trabaja de cocinera en el instituto de su hijo, y esto hace que éste sienta una gran vergüenza de su madre. Ramón gasta todo el dinero que le dan sus padres y para poder ir de fin de semana con la chica que le gusta, Berta, se introducirá en un mundo muy peligroso: traficante de drogas. Su labor será intercambiar en su propio instituto la peligrosa mercancía. Ramón piensa que ese trabajo es sinónimo de ganar dinero fácil, pero se equivoca, ya que las cosas no saldrán como él espera.

El libro está muy bien. Te da a entender las locuras que cometen algunos jóvenes por dinero y el afán de superación de unos padres que no saben qué hacer con su hijo. Me ha parecido muy interesante.


Laura García Cobarro (2º ESO A. 2011)

1 comentario:

  1. Desgraciadamente este tema, aunque algunos se empeñen en ignorarlo es el pan nuestro de cada día. La juventud hoy en día lo tiene muy difícil para salir adelante porque desde todos los frentes se lo ponen complicado. A veces decir no es más importante que decir sí, de ello depende la libertad.
    Saludos

    ResponderEliminar