domingo, 12 de diciembre de 2010

Mira si yo te querré


Mira si yo te querré es una novela de Luis Leante que recibió el premio Alfaguara en 2007 (uno de los premios literarios más importantes de España).
La novela nos descubre una apasionante historia de amor nacida entre las calles de la Barcelona del 74, entre Montserrat y Santiago. Los protagonistas se conocieron durante su adolescencia, mientras Montserrat esperaba con su amiga en la parada el ómnibus para asistir a la Academia. Y en ese momento un vehículo blanco dirigido por Santiago se detiene enfrente de la parada. A consecuencia de este encuentro, Montserrat y Santiago comienzan un amor lleno de pasión. Tanta pasión que Monserrat llega a quedarse embarazada. Santiago le ocultó su origen de clase baja a Montserrat, perteneciente a la clase alta, ya que Santiago tenía miedo de que esto pudiera provocar problemas en su relación,
Pero con el paso del tiempo, un día Santiago decide revelarle la verdad a su amada y la lleva a conocer a su madre al quiosco donde trabajaba. Los padres de ella, al descubrir su avanzado embarazo, la mandan a la casa de verano, situada en Madrid. Santiago lleno de pena, viendo que ha perdido a su gran amor, se inscribe en el ejército y lo envían a Smara, una colonia española en el Sahara. Desde allí le manda cartas a Montserrat, pero nunca recibió respuesta.
En el campamento, Laazar le invita a su campamento. Más tarde él conoce a Andia una niña saharaui de la cual se enamora y con la que contrae matrimonio.
Mientras, en Madrid, Montserrat pierde al bebé que estaba esperando y vuelve a Barcelona, donde comienza a estudiar medicina, sin olvidar a Santiago ni un momento y pensando el porqué de su huida.
Más tarde, Montserrat se enamora de Alberto, con el cual se casa, tiene una hija que fallece con 18 años, y se termina divorciando.
La madre de Santiago muere, y le conceden un permiso para viajar a España. Pero en lugar de eso se va a casa de Andia y descubre que es hermana de Laazar.
Una noche de guardia, siendo Monserrat ya doctora, atiende a una argelina que muere en sus brazos; y de la bolsa que sostenía, cae una fotografía de Santiago.
Entonces, empieza a recordar el montón de cartas que nunca contestó, y llena de nostalgia decide preguntar al marido de la fallecida sobre Santiago. Éste le dice que Santiago se casó con Andia, y se volvió saharaui.
Monserrat pide un permiso en el hospital para ir en busca de su gran amor.
Al llegar es raptada y la encierran en una casa. Montserrat logra escapar, y en una gasolinera le pide a un hombre que la lleve a su embajada, pero en lugar de eso Monserrat se encuentra en el Sahara, bajo el poder de unos traficantes de mujeres. Logra huir con Aza, otra víctima del tráfico; pero un alacrán le pica, y se desmaya. Aza se salva enterrándose en la arena. Y Montserrat es rescatada por un convoy militar y es llevada a un hospital, donde se recupera de los efectos de la picadura de alacrán. La enfermera que la atiende, Leyla, le coge mucho aprecio; y cuando se recupera le enseña su pueblo y celebran juntas las fiestas.
Allí Monserrat recibe un mensaje de Aza, que sigue viva y que le informa de dónde puede encontrar a su amor.
Pero el final es tan sorprendente que es mejor que cada lector lo descubra por sí mismo.


Isabel Clemente Díaz (1º Bach F. 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario