martes, 14 de diciembre de 2010

Las brujas


Este libro comienza con la muerte de los padres de un niño. El niño era de Inglaterra y tuvo que irse con su abuela a Noruega. Ella siempre le contaba historias de brujas y le explicaba sus características (como que las brujas siempre llevan guantes, porque no tienen uñas; que son calvas, pero llevan peluca; que tienen los agujeros de la nariz más grandes que las personas normales y pueden oler a los niños a distancia...).

La abuela llevó al niño de vacaciones de verano a Arendal, y en el hotel el niño vio a muchas mujeres con las características de las brujas. Iban a una reunión en una sala del hotel, y él se metió dentro para espiar. Descubrió entonces que eran brujas de verdad, pero ellas lo olieron y lo convirtieron en un ratón, porque su plan consistía en aniquilar a todos los niños del mundo.

Pero la abuela y el niño ahora convertido en ratón consiguieron que esto no sucediera tirando el líquido con el que los iban a aniquilar. El niño ahora ratón estaba muy contento, puesto que había conseguido desbaratar el plan de las brujas, y también estaba muy contento porque su abuela estaba muy enferma y los ratones sólo tienen tres años de vida. Su sueño era poder morir junto a su abuela.


Yolanda Martínez Hernández (2º ESO E. 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario