viernes, 10 de diciembre de 2010

La historia interminable


La historia que cuenta este libro tiene un vínculo con el mundo real. Se desarrolla en la realidad... y también en un mundo ficticio. La parte real es cuando a Sebastian (Bastian) lo persiguen unos compañeros de clase y, al esconderse en una librería, ve un libro que llama su atención y que se titula La historia interminable. Se lo lleve al colegio, pero ve que hay un examen y se sube al ático a leer.

El libro comienza con que la Emperatriz Infantil está enferma y mucha gente acude para tratar de curarla. Para ello deberán viajar por todo el país de Fantasía y llegar hasta el Oráculo. Pero sólo hay una persona que pueda encontrar el remedio, superar todos los obstáculos y, sobre todo, vencer a la Nada (un abismo cuyo origen es que los niños no creen en los cuentos de hadas): el guerrero Atreyu. Él se encargará de salvar a la Emperatriz Infantil y a todo el país de Fantasía.

Cuando tiene que pasar una serie de pruebas está en casa de unos gnomos y ellos le explican el modo de hacerlo. En la primera debe demostrar que tiene valor; y en la segunda ponerse delante de un espejo, que muestra lo que una persona es en realidad.

Una vez superadas las pruebas, el Oráculo le dice a Atreyu que la Emperatriz Infantil necesita un nuevo nombre, que le tiene ser dado por un niño humano.

En esta parte es cuando la historia se une con el mundo real: Bastian la bautiza como Hija de la Luna.

Cuando la Nada lo arrasa todo llegan a la Torre de Marfil. La Emperatriz Infantil está curada y le entrega un grano de arena. Así, Fantasía se construirá con todos los deseos de los niños. Poco a poco, volverá a ser lo que era.

Este libro es FANTÁSTICO. Yo cuando lo leí lloré, me reí, y lo más importante: disfruté mucho. Está lleno de ficción, pero comunicada con la realidad. Es un libro para todas las edades, porque cualquier amante de la lectura disfrutará con él.


Cristina Molina Ruiz (2º ESO B. 2010)

3 comentarios:

  1. Este libro es IMPRESIONANTE, un preciosidad (:

    ResponderEliminar
  2. Lucía Garícía Fernández10 de diciembre de 2010, 16:48

    este es uno de esos libros que me leo al menos una vez al año.
    Buena reseña :)

    ResponderEliminar
  3. me encanta este libro de la historia sin fin, asi igual nuestro Dios es eterno y no debemos dejar de soñar

    ResponderEliminar