martes, 7 de diciembre de 2010

Eragon


Eragon es un chico corriente de quince años que vive con su tío y su primo en el campo de los alrededores de Carvahall, una de las muchas aldeas de Alagaësia. Desde pequeños, los niños de la aldea han escuchado a Brom, un vecino cuentacuentos, narrar historias fantásticas sobre dragones, algo que a Eragon le encantaba.
Un día estaba cazando en las Vertebradas, una cadena montañosa que se extiende a lo largo de Alagaësia, cuando de repente hubo una explosión justo donde él estaba. En medio de la explanada causada por la explosión había una especie de gema azul, brillante y ovalada. Eragon intentó venderla, pero al no conseguir un cambio justo, decidió conservarla y esperar a que vinieran los mercaderes que cada año hacían una visita a Carvahall.
Pasó el tiempo, la diaria rutina de siempre, y un día la gema se abrió. Dentro había un dragón pequeño, de color azul. Eragon lo escondió en el bosque y hablaba frecuentemente con Brom para aprender cosas sobre los dragones. Un día llegaron a la aldea unos Ra’zac, unos monstruos terribles, buscando a Eragon. Este consiguió escapar junto a Brom con la ayuda de Saphira, la dragona que así había llamado. Tras este incidente el tío de Eragon muere y él ha de aprender a usar la magia y el lenguaje antiguo de manos de Brom, buscar a los Ra’zac y matarlos. La vida de Eragon ya no será igual ahora que es un Jinete.
Me ha gustado mucho Eragon porque es un libro de aventuras y de fantasía medieval. Habla de dragones, que me gustan mucho desde que era pequeño, y el idioma antiguo es muy interesante. Lo recomiendo a todo el mundo interesado en los libros de este género.


Álvaro Parra López (2º ESO B. 2010)

4 comentarios:

  1. Lucía García Fernández7 de diciembre de 2010, 15:15

    Ai qué bien que mi Alvarete se haya unido a la familia de Vega de los libros :)
    Muy buena reseña.

    ResponderEliminar