jueves, 16 de diciembre de 2010

Embrujo


Jade y su padre viven en una ciudad controlada por Lady Mar. Padre e hija se hospedan en el hotel Larimar, donde también están alojados dos huéspedes que trabajan para Lady Mar. Uno de ellos se llama Faun, un cazador muy guapo que tiene una misión bastante especial: arrancar de la ciudad a los ecos, unas criaturas... muy raras.

En el primer encuentro con Jade en el hotel ambos cruzaron unas miradas muy extrañas, como de rechazo; pero pasados unos días empezaron a gustarse de verdad, aunque sólo compartieran unas horas al día.

Jade se acerca hasta el río y, por accidente, cae al agua. Su imagen entonces cobra vida en el agua. Podría ser que tuviera algún poder de eco. Y ahí empiezan los auténticos problemas, porque si Faun descubre esto se convertiría de inmediato en enemiga del chico del que está enamorada.

Esta novela me ha gustado mucho, porque es de aventuras y de amor, y me encantan las obras así. Pienso que la historia podría haber estado mejor contada, pero de todas formas me ha gustado. Está bien así.


Noelia Ortega Meseguer (2º ESO B. 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario