lunes, 20 de diciembre de 2010

El lugar de los murciélagos


La familia Reinosa decide, tras la muerte de su hijo Jorge, adoptar a Elma, para que pueda estudiar. Elma se siente extraña y sola así que un día decide escapar, pero al final acaba volviendo.
Conoce al profesor Hermes Graña, y pronto percibe que es raro, así que Lorenza (la guardesa) le dice que no confíe en él. Elma no se encontraba bien en aquel lugar. Dámaso Reinosa (el padre de Jorge) tiene el presentimiento de que las cosas no marchan bien y decide acudir a la habitación de su difunto hijo.
Allí se encuentra con que sus fotos, sus cosas y demás no estaban. Lo único que había eran los objetos extraños de Hermes. Cuando fue a contárselo a su mujer se desmayó, y en cuanto abrió los ojos Hermes le contó la historia de cómo conoció a Jorge. Hermes le dio un regalo pero éste lo rechazó, y lo cogió cuando no había nadie: el regalo era un pisapapeles con una iglesia y una nieve de color gris.
Éste intentó deshacerse de ella, aunque no pudo; y decidió dejarla en la fábrica. Pero se encontró con Hermes... y a los 39 días murió. Hermes les hizo creer que podría hacer volver a su hijo Jorge.
En la fábrica Hermes le contó que todos los objetos se los enseñó a Jorge, y éste se los escondió. Hermes lo amenazó con provocarle una muerte dolorosa, pero Jorge se deshizo de los objetos en la ciénaga, y Hermes tiró a Jorge a la ciénaga y éste murió. Al final Hermes cae a la ciénaga porque Aurora le dispara.

Es un libro interesante, pero para mí le falta algo. Tiene su misterio su acción y demás, pero no me dice nada, no me ha gustado mucho. Eso no significa que sea un mal libro, sino que yo no suelo leer libros con este tipo de argumento. Pero se lo hacen pasar fatal a Elma, es muy triste.


Cristina Molina Ruiz (2º ESO B. 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario