lunes, 27 de diciembre de 2010

Crypta


Esta historia comienza hace miles y miles de años atrás, cuando un insignificante djinn del desierto llamado Eblus sueña con convertirse en un demonio del más alto rango. Y así fue, llegó bastante alto. Más de lo que ningún djinn podía llegar a ser.

Un día el diablo Eblus hizo un trato con una mortal de la familia Albás y ella se burló de él, por lo que prometió vengarse de ella en las futuras generaciones de familias Albás. Fue entonces cuando se dio cuenta de que había algo especial que la caracterizaba, como la belleza o la codicia; y pudo comprobar que todas esas cualidades se reunían en una sola muchacha llamada Natalia.

Eblus, fascinado, la adiestró y le enseñó el arte de la oscuridad cuando aún era pequeña. Y una vez que se convirtió en mujer se enamoró de ella.

Para los diablos, el amor era un sentimiento repugnante y asqueroso, ya que les hacía más blandos. Fue entonces cuando le ocurrió algo peor aún: su peor enemigo intentó matar a Natalia, y cuando él se lo prohibió se vio obligado a renunciar a sus poderes, por los que tanto y tan duro había trabajado.

Es así como Eblus tendrá que conquistar a Natalia, su amada, y a la vez recuperar su antigua posición infernal.

Al leer este libro me ha fascinado tanto que cuando paraba de leer se me hacía raro volver a la realidad. Y además tiene un final que no me esperaba en absoluto. Os lo recomiendo a todos los lectores si os gustan los libros de misterio, fantasía y, sobre todo, amor no correspondido.


María Consuelo Pardo Gil (1º ESO B. 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario