miércoles, 8 de diciembre de 2010

Contra el viento del norte


Contra el viento del norte es un libro fascinante y especial. Y digo que es especial porque, normalmente, los libros narran hechos, cuentan una historia… pero éste no está escrito en forma de narración. Simplemente vamos enterándonos de la historia mediante los e-mails que se mandan los protagonistas, Emmi Rothner y Leo Leike.

Todo empieza cuando Emmi quiere darse de baja de una revista y envía un e-mail pidiendo que no le envíen más revistas, pero resulta que lo envía al correo equivocado, al correo de un tal Leo Leike. Ambos empezarán a mantener conversaciones a través del correo electrónico, y poco a poco irán desvelando cosas acerca de ellos. Ambos empiezan a sentir cierta atracción hacia el otro, pero parece que jamás se vayan a encontrar. Durante más de un año hablarán por e-mails, haciendo que la atracción que siente el uno hacia el otro sea cada vez más fuerte y a la vez peligrosa.

Es un libro FASCINANTE, con mayúsculas. Creo que a todo el mundo le gustaría, porque es algo que le podría pasar a cualquiera. Deja con la intriga hasta la última página, sin exagerar. No queda demasiado claro el final, pero mejor, porque así me leeré la continuación, Cada siete olas, con más ganas. Os lo aconsejo a todos, de veras, es un libro de a pie. A los jóvenes les gustará mucho.


Lucía García Fernández (3º ESO A. 2010)

6 comentarios:

  1. Realmente interesante ;)

    ResponderEliminar
  2. Mis felicitaciones Lucía ^^

    Cristina Molina Ruiz 2ºB

    ResponderEliminar
  3. Lo leí este verano y me pareció un libro buenísimo. Me encantó. Estoy deseando pillar esa segunda parte.

    ResponderEliminar
  4. Buena reseña, amiga Lucía, leeré el libro cuando lo tenga en mis manos =)

    ResponderEliminar
  5. Buena reseña, amiga Lucía, leeré el libro cuando lo tenga en mis manos =)

    ResponderEliminar
  6. Gran reseña, Lucía. Me leeré el libro, por supuesto. Lo que más me llama la atención es que el libro no esté escrito en forma de narración. Tiene pinta de ser un libro, como tú dices, fascinante.

    ResponderEliminar