sábado, 25 de diciembre de 2010

Alas negras


No fue fácil escapar de Gorlian, pero Ahriel (con la ayuda de unos amigos y otros no tan amigos) lo consiguió, encerrando a su vuelta en el infierno a Marla. En su huida de la prisión dejó algo atrás. Algo que está dispuesta a todo por recuperar. Estuvo meses buscando Gorlian pero no logró encontrarlo, así que se encamina a la preciosa Aleian, ciudad de los ángeles, con el fin de conseguir la aprobación del consejo angélico para entrar al infierno y preguntar a su protegida dónde encontrar esa bola de cristal a la que llaman Gorlian, aunque está dispuesta a entrar tanto con el consentimiento del consejo como sin él y Ubanaziel lo sabe perfectamente.
Así que viendo que a los miembros del consejo no les agrada la idea, se ofrece como voluntario para acompañar a Ahriel a recuperar eso tan valioso que busca y por lo que pretende remover tierra y mar, cielo e infierno si hace falta para encontrarlo, aunque éste ni siquiera sabe de lo que se trata.
Así que Ahriel y Ubanaziel emprenden un viaje al infierno en el que conocerán tanto a diablillos traviesos como a enormes demonios contra con los que tendrán que luchar y contra los que vendrá muy bien la experiencia de Ubanaziel y no tan bien la de Ahriel, un ángel que ha sufrido mucho.
La verdad es que me parece un libro muy entretenido. No es nada complicado de entender y se lee muy rápido. Como veis es de género fantástico y me parece incluso más interesante que la primera parte, además de que es más largo. Una de las cosas que más me han gustado en este libro han sido los personajes tan peculiares que aparecen, porque no se parecen en nada a ninguno de otros libros que me haya podido leer.


Miriam Tortajada Gomariz (3º ESO B. 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario