viernes, 29 de octubre de 2010

La casa de Bernarda Alba


Bernarda con 60 años pierde a su segundo marido y queda al cuidado de sus cinco hijas, quien con autoritarismo las somete a una disciplina dura (8 años de luto), basándose en su posición de “cabeza de la familia”. En la casa también se encuentran la madre de Bernarda, María Josefa (una anciana aparentemente loca que expresa su deseo de amor y libertad), Poncia (como primera criada y amiga de Bernarda) y otra segunda criada.
Pero el luto es roto por la llegada de Pepe el Romano quien pretende a la mayor de ellas, Angustias (por su dinero). Adela, la menor, siente un deseo de libertad que es más fuerte que la autoridad de su madre. Pepe el Romano desencadena las pasiones de estas mujeres, que desean casarse para liberarse de la autoridad de Bernarda y ser felices. Finalmente, Adela consigue mantener relaciones sexuales con Pepe el Romano, pero por miedo a quedarse embarazada de él o por quedarse encerrada como su abuela por expresar sus pensamientos, decide suicidarse.
Esta obra esta dividida en tres actos. En ella se representan las falsas apariencias, el odio y la envidia.
En mi opinión es una muy buena obra de teatro, de las mejores que he leído, es fácil de entender y entretenida, basada en la cruda realidad de antes. Se hace, eso sí, muy corta.


Noemí García Romero (2º Bachillerato. 2010)

2 comentarios:

  1. Manoli Izquierdo Hernández B 2'F2 de noviembre de 2010, 8:26

    Adela no se suicida por miedo, sino porque piensa que Bernarda ha matado a Pepe el Romano y no puede vivir sin él

    ResponderEliminar
  2. La casa de Bernarda Alba es una obra teatral que nos cuenta un episodio de verano en una casa andaluza con costumbres muy tradicionales es los años treinta.
    Bernarda es la matriarca; tras la muerte de su segundo marido (ahí es donde comienza la historia), al repartir la herencia, su hija mayor es la que mejor se queda. Tras ella, cuatro hermanas más a las que prácticamente no les queda nada.
    Al educarlas en un ambiente en el que la mujer depende totalmente del hombre, cuando el marido de Bernarda muere, deben hacer ocho años de luto, en el que no podían pisar la calle un solo momento.
    Pepe el Romano, un joven de veinte años, va a pretender a Angustias, la hija mayor, de casi cuarenta, y se ve claramente que es por interés. A pesar de eso, Bernarda “hace la vista gorda” y continúa con el pedimiento, con la intención de que su hija mayor se case y se vaya.
    En esta historia nos encontramos a Bernarda, una mujer mayor con costumbres muy de la época, con dinero y que evita las habladurías del pueblo constantemente pero que ella misma es cotilla, criticona y muy estricta. Manda por encima de todo.
    Poncia es la criada más antigua y aunque odia a Bernarda, no le queda otra que seguir sirviéndole. Alcahueta.
    Angustias es la hija mayor. Además, es la hija de su primer marido. Es la menos agraciada de todas las hermanas.
    Martirio es la que se sitúa en el medio. Está enamorada de Pepe el Romano.
    Magdalena y Amelia son también hermanas.
    Adela es la hermana menor. Sólo tiene veinte años y haría todo lo que fuera por conseguir a Pepe el Romano.
    En un segundo plano quedan la madre de Bernarda, a la que tienen encerrada porque está demente, una segunda criada y Pepe el Romano, del que sólo se habla pero que no interviene.
    La obra, además de interesante, se hace muy amena y ligera. Nada complicada de leer y muy entretenida.
    Al ser una obra amena se la recomiendo tanto a gente joven que quiera leer algo ligero pero entretenido, como a gente más mayor.

    ResponderEliminar