lunes, 14 de junio de 2010

El guardián entre el centeno


Una crisis existencial, es lo que yo diría que le ha ocurrido a Holden.

Al principio nos parece que está loco, que es muy quisquilloso, demasiado para que nosotros lo comprendamos. Sin embargo, a lo largo de la obra nos sentimos identificados (por lo menos a mí me ha ocurrido) con ciertas preguntas o ciertos puntos de vista que Holden tiene sobre la sociedad; o, generalizando, sobre el mundo que nos rodea.

¡Qué decir sobre el miedo que le tiene a la soledad! ¿Y quién no le teme al desamparo? Estos interrogantes, según mi opinión, nos los hacemos todos alguna vez. Y lo último lo dejo en el aire, a ver quién no. Porque al final el loco, tan loco, y el perturbado que no tiene sentimientos, nos muestra bastante su interior a través de pequeños detalles. Personalmente a mí me resultó chocante cuando él mismo reconocía que no tenía sentimientos; y más tarde nos cuenta que encuentra gran diferencia entre cepillarse a una chica y hacer el amor con una mujer. Y esto lo suelta como el que no quiere la cosa.

Por otro lado, y volviendo a centrarme en el lenguaje de Holden, pero desde otra perspectiva, pienso que su evolución, su madurez, puede observarse ahí notablemente. Es asombroso cómo con el paso del tiempo parece que el niño que era un graciosillo ha ido madurando hasta convertirse en un hombre que se sienta a pensar sobre su futuro, sobre qué hacer y hacia dónde encaminar su vida. Se supone que el tiempo en el que ocurren todos los sucesos y en el que Holden está solo son apenas dos días; pero la evolución de su consciencia, el camino del conocimiento que tiene ahora sobre sus actos y consecuencias es impresionante, y todo porque se encuentra desamparado.

Resumiendo un poco mi opinión, creo que es una obra para pararte a pensar y analizar muy bien, detalladamente, la forma de ser del protagonista. Tiene rasgos divertidos y tristes, pero por encima de todo impresiona la evolución del personaje principal y su modo de ver el mundo.

Miriam Hernández Pérez (1º Bachillerato A. 2010)

3 comentarios:

  1. jesus david alburquerque15 de junio de 2010, 7:10

    Este libro también fue recomendado por el famoso escritor César Mallorquí.Despues de lo que he visto parece un libro entretenido, puede estar bien.

    ResponderEliminar
  2. pues si aunque sinceramente no creo leer lo ya tengo algunos sale en las lagrismas de shiva

    ResponderEliminar
  3. he leido este libro y me parece muy bueno por todo, tanto dialogos,como, vocabulario, estoi de acuerdo con Rubén.

    ResponderEliminar